¡Houston!, ¡Houston!,

Hemos encontrado la solución, es solo un cambio de percepción. ¡Si! Si cambias la percepción se encuentra la solución. Bueno, dicho esto…

Si estas leyendo, vas a ver el literalmente el “¡Houston!, ¡Houston!” que un ser humano puede hacer consigo mismo cuando esta metido en un bucle o una situación menos fácil, o emociones negativas. ¿te gustaría escucharlo?

Pues aquí lo tienes.


Leave a Reply

Your email address will not be published.

*